lunes, septiembre 10, 2007

Larga Vida

Parafraseando al bueno de Isaac Asimov todos hemos tenido alguna Edad de Oro en nuestra vida (bueno, realmente más de una). Él hablaba de aquellos pulp de los años 30 que leyó cuando era niño, yo recuerdo con infinita nostalgia una época en que era más talludito: cuando Cyberdark reinaba sobre el Imperio sin que nadie osase discutir su hegemonía.
Disfrute mucho de aquel puñado de años en que la avalancha naranja tiñó el ciberespacio, pero, sobre todo, recuerdo a Cyberdark con añoranzay respeto por que allí fue donde di el salto de simple lector a pequeño artesano que elucubra sobre los géneros que más le gustan y disfruta en el empeño (otra cosa son los resultados, claro…).
Cyberdark fue el primer lugar donde aparecieron de forma pública ensayos y críticas mías. El artífice de semejante (y tardío) desembarco fue mi buen amigo Nacho que me dio el empujón inicial que aún me mantiene en acción. Nacho fue el primero en reclutarme y pedirme material para los artículos de la página y el primero en decirme que eran interesantes. Probablemente no sabía el monstruo que iba a desencadenar sobre el mundo (o puede que sí, Nacho es muy listo, consigue explicar la física cuántica de forma que hasta uno de letras acérrimo como yo la entienda), pero, en cualquier caso, gracias a él sigo aquí, dando la lata..
Recuerdo que lo primero que escribí fue un análisis de la narrativa corta de George R. R. Martin. Sin embargo, el primer artículo en aparecer, y que, modestamente, creo que tuvo un cierto éxito, fue “Los orígenes de la fantasía épica”, un título que se define en sí mismo. En fin, todos estos hijitos míos siguen ahí, en la página de Cyberdark, disponible para todos los que les quieran echar un vistazo.
Este arrebato de melancolía no tiene nada que ver con autocomplacencia, depresión o pajas mentales varias. Simplemente es que por uno de esos extraños milagros que solo en internet son posibles, alguien en México dio con ese artículo, a ese alguien le gustó y me pidió permiso para publicarlo en “Sextante”, una revista on-line de lo más cuca. Y ahí acaba de aparecer, un poco retocado como me solicitó mi editor, con una maquetación preciosa y son el nuevo título de “Abracadabra”. Es interesante la larga vida que parecen tenr algunas cosas que nacieron con condicion de efimera.
En fin, si eso no es para ponerse un poco ñoño, ya me contareis cuando. En cualquier caso ahí en el lateral está el enlace correspondiente. Pinchad, pinchad que merece la pena (la revista, claro, no mi artículo).

3 Comments:

Blogger wraitlito said...

Yo también recuerdo Cyberdark con cariño.
Gracias a las recomendaciones y comentarios en las que tus compañeros y tú participaban he leído a D. simmons, Greg Bear,Robert J. Sawyer,Lois McMaster Bujold... que han reavivado mi muy temprana afición a la ciencia ficción de la mano de Asimov y Clarke.
Saludos.
P.D. : ¡y felicidades por la reedición!

mar. sept. 11, 07:44:00 p. m. 2007  
Anonymous Nacho said...

Aquel especial que montamos para apoyar la publicación del primer libro de Geralt de Rivia fue grande. Tu artículo, la entrevista que hizo David a Sapkowski, la reseña, mi pequeña aportación sobre la fantasía heroica "diferente"... Tuvo muchas visitas y sí que gustó. Fue un ladrillito más que ayudó a aupar a este autor hasta la posición que ocupa actualmente.

Me alegro que no haya quedado ahí, enhorabuena. ¿Para cuándo una ampliación en papel? ;)

lun. sept. 17, 08:33:00 p. m. 2007  
Blogger Iván Fernández Balbuena said...

Sí, aquellos tiempos naranjas fueron buenos tiempos. Y aquellos especiales grandes especiales.
En cuanto a una publicación en papel, si hay algún editor a la escucha yo encantado, aunque personalmente soy un tanto escéptico.

mié. sept. 19, 12:09:00 p. m. 2007  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home