jueves, junio 12, 2008

Memoria Recuperada: "La Doncella de Hielo" de Marc Behm


La traducción, buena pero con bastantes americanismos extraños, es de Jorge de Lorbar. En la portada una ilustración seudo-abstracta con motivos vampíricos. Estamos ante una divertida y poco seria novela de terror de temática vampírica. Y digo divertida por que hay que reconocer que con las aventuras de los tres desquiciados chupasangres que la protagonizan, uno se ríe bastante, pero, claro, también poco seria por que alucinas con las situaciones inverosímiles en las que se meten los tres coleguitas. Como rasgo a destacar, aquí los “buenos” son los vampiros y hay que reconocer que los tres están muy logrados, Cora, Tony y Brand son tres adorables, amorales y melómanos vampiros acuciados por los problemas de la vida moderna, desde pagar las facturas, a encontrar un buen sitio donde esconder el ataúd. Y siempre intentando evitar a las turbas enfurecidas de “vigilantes” armados de estacas.
La obra se divide en dos partes, en la primera se nos presenta a los protagonistas, su vida pasada y sus actuales problemas. La segunda (que me gustó menos) es una alocada descripción del extraño y alucinante robo que emprende el trío para solucionar sus problemas. En fin, un libro majillo y poco trascendente, un divertimento del que sólo hay que lamentar su racismo soterrado (con negros y árabes como objetivo) y un cierto descuido en los detalles.

------------------------------------------------------

Aviso que es un libro difícil de encontrar, entre otras cosas por que la edición original la realizó Júcar en 1988. De hecho la edición que me dejó mi novia de aquella época fue la de Círculo de Lectores. Cuando luego esa novia pasó a la historia y me quise hacer con este libro sude sangre y, de nuevo, volví a hacerme con un ejemplar de Círculo. Hasta donde sé, Behm publicó más novelas de rasgos similares en Thassalia, como Círculo no las sacó, conseguirlas se ha convertido casi en misión imposible, los libros de esa editorial son muy complicados de pillar, desconozco el porqué.
Aparte de mis propias manías como coleccionista, tampoco sé si merece la pena el esfuerzo de dedicarse a Behm. “La Doncella de Hielo” es una obra muy divertida, graciosa de verdad pero poco elaborada como novela. De hecho, parece más un chiste largo (en especial la parte del estrambótico robo) que una narración propiamente dicha. Tampoco se caracteriza por su coherencia, ni su originalidad. Pero, repito, para echarse unas risas es inmejorable.

3 Comments:

Blogger Carlitos said...

Fueron varios los que me recomendaron a Behm con mucha insistencia al mismo tiempo, sobre todo un antiguo compañero de trabajo holmesófilo hasta la médula. De ahí que haya hecho la hormiguita y tenga a Behm en la estantería, este libro incluído, esperándome... De todas formas, conociéndote los gustos, mejor no me lo leo y opino lo mismo que tú :)

vie. jun. 13, 03:14:00 p. m. 2008  
Blogger Iván Fernández Balbuena said...

¡Hombre! Que uno no es el oráculo de Delfos :)

dom. jun. 15, 06:32:00 p. m. 2008  
Anonymous Anónimo said...

la traducción es muy mala, sobre todo en la parte del robo (coincido contigo, es bastante peor que la primera parte)...es un libro que vale para echarse unas risas y nada más

mié. sept. 15, 06:49:00 p. m. 2010  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home