lunes, diciembre 03, 2007

Memoria Recuperada: "El Ejecutivo" de Thomas M. Disch


Edición barata de bolsillo pésimamente presentada, portada chillona y horrible con un dibujo delirante y ¡en relieve! La sinopsis de la contraportada es engañosa y falsa al presentar el libro como una novela de terror (miedo, lo que se dice miedo, poco da). La traducción, buena, es de María José Rodellar.
Librito delirante donde los haya, no queda claro si Disch hace fantasía, terror o nos quiere tomar el pelo, pero, la verdad, el resultado final es bastante interesante, un tanto elitista y excéntrico pero bastante bueno.
Lo malo de Disco es que va de escritor literario y eso le hace utilizar un estilo un tanto rebuscado y pedante, rayando a veces con lo cargante, o si no recordar como para explicar la existencia de fantasmas recurre a las matemáticas. Pero, sin embargo, cuando quiere, escribe estupendamente, y es único a la hora de diseñar y presentar personajes extraños pero entrañables.
El libro puede tomarse como un ameno entretenimiento, los fantasmas que aparecen en él son inverosímiles y sus técnicas para asustar al prójimo bastante torpes, todos los personajes (vivos y muertos) tienen un aire de andar un poco despistados y no saber muy bien por donde van los tiros. Los “malos” son de coña (casi me caen mejor que los “buenos”), y la figura del poeta suicida es lo mejor del libro. Curiosamente, el inicio es bastante tranquilo y hasta que no aparece el monstruoso hijo de los Glandier no empiezan las muertes (claro que luego vienen en cascada). El estilo frío y distanciado de Disch hace que las carnicerías finales no nos molesten demasiado, sobre todo si al poco vemos a las almas de los fallecidos paseando por el paraiso. Y, por cierto, vaya paraíso, es el colmo de lo extravagante. Al final, felicidad para todos (menos para los “malos”, claro) aunque esto también es lógico: sí ya están muertos casi todos ¿Qué cosa peor puede ocurrirles?

------------------------------------------------------------------------------

El problema de Disch como autor es que muy a menudo su tremendo talento no corresponde con los temas que aborda. “El Ejecutivo” es un buen libro pero, en el fondo, un tanto intrascendente. Frente a la grandeza y complejidad moral de sus mejores libros de ciencia ficción (“En alas de la canción”, “334”, “Campo de concentración”) esta novela de fantasía oscura no deja de ser una pequeña frivolidad. Divertida y muy bien escrita pero, en el fondo, con poca chicha. Además, en ocasiones peca de afán por epatar a sus lectores con un estilo demasiado recargado y complejo para el tema que está tratando. A pesar de todo, “El Ejecutivo” no deja de ser un libro perfectamente disfrutable para cualquier fan de Disch y algunas de sus delirantes escenas, o sus extraños personajes, se quedan grabadas en la memoria para toda la vida.

3 Comments:

Blogger Abuelo Igor said...

Ya sé que estas son reseñas juveniles que estás recuperando, pero: ¿"Lo malo de Disch es que va de escritor literario"?

Es la pena de Disch, empeñarse durante tanto tiempo en hacer CF y fantástico cuando podía estar ahora ganando el Nobel, y que los jóvenes aficionados a la literatura de género vean sus virtudes como defectos.. :(

mié. dic. 05, 12:47:00 a. m. 2007  
Blogger Iván Fernández Balbuena said...

Ciertasmente, la juventud es como la ignorancia, atrevida y terrible.
Por otro lado creo que a lo largo de la reseña indico que Disch es muy, pero que muy bueno. El problema es que, en ocasiones, se pasa de rosca. Como creo que ocurre a veces en esta novela (y digo creo por que no la he vuelto a leer desde entonces).
Algo parecido le pasaba a "334" donde el estilo literario era, en este caso, excesivamente árido y seco.
Pero eso, como en todo, es una opinión perfectamente subjetiva.

mié. dic. 05, 11:59:00 a. m. 2007  
Blogger Carlitos said...

Yo creo que Disch escribe realmente bien, y que el problema de este libro es que no controla el tono: salta del onírico bonito a lo Alice Sebold al humor más bestia y sangrante. Le falta un poco bastante de cohesión. Aún así el humor bárbaro es lo que realmente recuerdas tras cerrarlo.

jue. dic. 13, 01:45:00 p. m. 2007  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home