domingo, diciembre 02, 2007

"Los Niños del Agua" de Charles Kingsley


Charles Kingsley es un autor relativamente desconocido para le lector español a pesar de que en su país está considerado como uno de los grandes escritores de literatura infantil del XIX, a la altura de Lewis Carroll o George McDonald. “Los niños del agua” es su novela más famosa y, me atrevería a decir, estamos ante una de las mejores obras de fantasía que se escribieron en el XIX.
Kingsley no deja de resultar alguien tremendamente británico, casi hasta la caricatura, y, por tanto, con una serie de rasgos extravagantes que chocarán al lector hispano. En principio fue uno de los líderes del socialismo cristiano, una idea en sí tan contradictoria y absurda que sólo en Inglaterra podía llegar a convertirse en un movimiento de masas. Por otro lado tenía una auténtica obsesión con la higiene personal como forma de paliar la mortalidad entre la clase obrera. Además se le nota una gran fascinación por el estudio de la naturaleza y la teoría de la evolución, sin olvidar que también sufre algunos de los prejuicios que todo buen inglés padecía en la época victoriana (moralidad un tanto pacata, racismo anti-irlandés).
Podría parecer que con todos estos mimbres sería imposible crear una novela mínimamente lógica o interesante. Nada más lejos de la realidad, “Los niños del agua” (1863), resulta un libro atractivo, bien construido y muy divertido. Quizá sea esta última parte el quid de la cuestión. Kingsley posee un refrescante sentido del humor y un cierto gusto por los juegos de palabras hilarantes y absurdos cercanos al surrealismo (este rasgo le acerca a Carroll). Además, lanza dardos muy certeros contra algunas de las contradicciones más flagrantes del modo de educar a los niños en la Inglaterra del XIX, críticas que, lejos de resultar obsoletas, en muchos casos siguen plenamente vigentes.
Con todo, el apartado en el que Kingsley logra sus mejores páginas llega a la hora de describir los ríos y costas de su país. Se nota en estas líneas el profundo conocimiento que poseía el autor de los ecosistemas fluvial y marino, pero, también, el gran amor que sentía hacia la naturaleza, pintada de una forma evocadora y sugerente, con una fuerza tremenda que hace que más de un lector sienta ganas de correr hasta el arroyo más cercano en busca de truchas, salmones, libélulas, moscas de agua y demás fauna perfectamente descrita por Kingsley.
El libro presenta tres partes perfectamente diferenciadas. La primera es una suave pero ajustada crítica contra el trabajo infantil y las condiciones de vida de la clase obrera. Recuerda a un Dickens bien intencionado, gracias, entre otras cosas, a la presencia del niño protagonista, Tom el deshollinador, cercano a un Oliver Twist o un David Copperfield.
La segunda parte narra la mutación de Tom en un niño de agua y, como ya he indicado, es la mejor del libro con esas vividas y fascinantes descripciones de los arroyos y costas de Gran Bretaña.
La última parte recoge el viaje que emprende Tom para hacerse un hombre y resultar digno a los ojos de sus hadas protectoras. Esta es la parte más compleja y difícil, llena de simbolismos y filosofías que no encuentro muy al alcance de las mentes infantiles pero que, por otra parte, eran típicas de esta época y son muy parecidas a elucubraciones similares debidas a, por ejemplo, todo un George McDonald.
En cualquier caso, “Los niños del agua” representa una gran lectura original y sorprendente. Algunos de sus aspectos pueden resultar molestos para el lector actual, esa burla continua hacia los irlandeses; la moralina final, compendio de todo el libro, en la que se hace un encendido elogio del trabajo duro y una dura crítica del ocio; o la sensación que se tiene de que la clase trabajadora es culpable de sus propios males mientras que la élite dirigente está formada por bondadosos señores que poco pueden hacer frente a los malos modales de la chusma (sólo hay que ver como se presenta a Grimes, el deshollinador jefe de Tom, y a Sir John Harthover, el señor rural de la comarca).
Son estos males inherentes a una época y a una ideología muy precisa pero que, una vez asumidos, en ningún momento empañan el buen hacer y la alegría natural que llenan las páginas de este libro.
Por último, no puedo menos que felicitar al traductor, Bernat Pujadas, que resuelve de forma brillante la muy complicada labor a la que se enfrentaba con este libro, nada fácil de trasladar al español por la cantidad de vocabulario específico de biología que presenta y por los enrevesados juegos de palabras con los que Kingsley satura el texto. Un trabajo muy bien hecho.

9 Comments:

Blogger Javier Romero said...

Precisamente hoy me ha llegado la nueva edición que ha realizado Rey Lear y, la verdad es que tiene muy buena pinta.

Los niños del agua

mié. dic. 05, 10:51:00 a. m. 2007  
Blogger Bernat said...

Hola, Iván, soy Bernat Pujadas, el traductor de "Los niños del agua". Te agradezco mucho tu comentario. Gracias a personas como tú el oficio de traducir adquiere sentido. Si quieres ponerte en contacto conmigo, te dejo mi dirección de correo electrónico: bernatpujadas@gmail.com.
Hasta pronto.

jue. ene. 17, 01:18:00 p. m. 2008  
Blogger Raquel said...

Hola!
Me encantó ese libro. No solo porque la historia es preciosa, también porque me sirvió para recordar la película preferida de mi infancia... sabéis que se hizo una película de este libro?? Se llama La leyenda del lago mágico. La mitad está rodada con personajes reales y la otra mitad con dibujos animados.

mar. feb. 24, 09:11:00 p. m. 2009  
Anonymous Anónimo said...

gracias raquel!! gracias a q has dicho el título he podido x fin saber cómo buscar la película, ya que no la encontraba x ninguna parte buscándola como "los niños del agua", me encantaba esa película cuando era niña... FELIZ AÑO 2010!

lun. dic. 28, 03:54:00 p. m. 2009  
Anonymous carolina said...

no lo puedo creer!! toda mi vida habia querido saber si fue un sueño o real... cuando comentaba con amigos acerca de esta pelicula nadie la conocia.., de hechö llegue a pensar que lo soñe... porque lo unico que recordaba era el niño que caia a un rio y luego se convertian en dibujos... la intente buscar muchas veces pero no sabia el nombre... creo que la vi muy niña en vhs cuando mi padre se conseguia con amigos peliculas regravadas.... creo que la he encontrado y ahora se que es un libro... esta pelicula marco mi vida... estoy emocionada...

mar. nov. 30, 04:32:00 a. m. 2010  
Anonymous Anónimo said...

soy mariano, de argentina.
a mi también me encantó esa peli.
me dejó una sensación rara, como mágica y agradable.
la conocí no se cómo, creo k la alquilé de casualidad en vhs como "los niños del agua", en los 90´s, cuando mi hijo era chico.
también me pasó k cuando comentaba no la conocía nadie. no sabía k era un libro y ahora dan ganas de leerlo.
ahora k me la kiero bajar, está como "the water babies" y hay subs.
y también hay un pdf, todo para emule x lo k yo encontré.
chau y feliz 2011 a todos los niños k tenemos dentro.

jue. ene. 20, 10:26:00 a. m. 2011  
Anonymous Anónimo said...

No saben lo feliz q estoy de saber como se llama la peli , hermosa , soy agustin de tuc-argentina tengo 29 años y no saben como la disfrute la pelicula , la mas linda que vi cuando era niño , me encantaria verla de nuevo , otra pelicula que me marco fue rey leon , gracias por dejarme esta sensacion hermosa , gracias

jue. feb. 17, 11:42:00 p. m. 2011  
Anonymous Anónimo said...

hola soy agustin de tuc-arg- la peli esta en youtube pero sin subtitulos , que lindo che!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
http://www.youtube.com/watch?v=0bSDsopUIVA&feature=related
esta es la cusrta parte donde el enrtra al agua , estan en 10 partes la peli , no olvide que somos niños en alguna parte de nuestro corazon y ese niño no muere nunca , sale con cada recuerdo de nuetra infancia , espero que sientan lo que yo cuando vean la peli de neuvo , gracias por el blog - agucho_sanchez@hotmail.com

jue. feb. 17, 11:50:00 p. m. 2011  
Anonymous Anónimo said...

Todos pensabamos que la habiamos soñado con esta pelicula pero por fin sabemos como se llama "La leyenda del Lago magico"

lun. ago. 29, 06:13:00 p. m. 2011  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home