miércoles, septiembre 24, 2008

"Excesión" de Iain Banks


Cuando en la última fase de la editorial Martínez Roca se empezaron a publicar los libros de la Cultura de Iain Banks hay que reconocer que estos pasaron un poco desapercibidos por varias razones: la profusión de novedades que esta editorial estaba sacando, el que fuese un autor desconocido y que se saldasen poco después de su aparición.
Eso sí, pasado un tiempo, quedó claro que la Cultura era uno de los mejores space opera jamás escrito, una saga que había colocado a este sub-género (bastante denostado) a alturas literarias nunca vistas. Es difícil decir cual de los tres primeros libros es mejor, algunos se quedarán con la pirotecnia de “El jugador”, otros con las complejidades psicológicas de “El uso de las armas”, personalmente, y aunque los otros dos me encantan, disfruto enormemente con el primer tomo, “Pensad en Flebas”, una auténtica revolución.
Saber que la Cultura contaba con más títulos y que estos iban a estar sin traducir muchos años hacía que a más de uno se le pusiesen los pelos como escarpias. Aún recuerdo la ilusión cuando surgía el rumor de que tal editorial al fin iba a publicar más cosas de la Cultura, y las tremendas decepciones cuando el rumor se quedaba en eso, en rumor.
Al final, ha sido La Factoría de Ideas la que ha recogido el testigo en la edición de Banks y eligió este “Excesión” como el título inicial de esta segunda época de Banks en español.
Bien, Banks sigue siendo Banks y le sigue dando mil vueltas a más de uno pero he de decir que, aunque me lo pasé en grande con la lectura de este libro no es menos cierto que lo veo un tanto inferior a la trilogía original. Bueno, pero no una obra maestra.
Puede que el problema este en mí, que después de tantos años esperaba mucho de este libro, o puede que, efectivamente, Banks no haya conseguido mantener el altísimo nivel de los tres primeros tomos. Una de dos. Aunque, en cualquier caso, para mí “Excesión” siempre será un título un tanto menor dentro de la serie de la Cultura.
Siguiendo a Fonz, cuyo artículo sobre la Cultura es canónico, y que se puede disfrutar en su extinto blog y en C, “Excesión” es, en cierta forma, el libro que coloca a la Cultura en su sitio, que indica que, a pesar de su poder inimaginable, tiene sus límites y el fracaso puede estar a la vuelta de la esquina por muy todopoderosas que sean sus IAs.
“Excesión” es pues un libro con misterio, varios misterios para ser exactos, unos se cierran y otros no, pero todos, en cierta forma, no dejan de ser la excusa de Banks para narrarnos otras ideas que son las auténticamente importantes en el libro: la fragilidad del ser humano y, como ya he indicado, que hasta para la Cultura hay barreras infranqueables.
Si, hasta ahora, las otras novelas de la Cultura estaban narradas casi siempre desde el punto de vista humano, aunque con unas IAs que jugaban el rol de secundarios de lujo, aquí se han cambiado las tornas. Los humanos no dejan de ser los comparsas y las IAs las auténticas protagonistas, hasta el punto que “Excesión” se convierte en la novela que recrea el punto de vista de las IAs sobre la Cultura. Y, hay que reconocer, que este punto de vistas no puede ser más divertido y desolador. Las IAs son enormemente graciosas (en especial con esos nombres descacharrantes), cínicas, frías, bullangueras, camorristas y anárquicas pero, a la vez, aterradoras. Los humanos quedan en esta novela en muy mala posición, peones en complejos juegos políticos e intrigas internacionales, algo así como las mascotas que las IAs deben de soportar, a veces como una carga, a veces como una diversión.
Banks nunca aclara el por qué de esta relación simbiótica tan asimétrica entre humanos y máquinas que es la base de la Cultura, quizá sea mejor así, en el fondo al intentar explicar ciertas contradicciones de sus obra el autor puede caer en el ridículo o el aburrimiento (algo de eso hay en el extenso prólogo que acompaña a este libro), pero, uno no deja de preguntarse hasta que punto tienen cabida los humanos en la compleja Cultura una vez que queda claro, con .la lectura de este libro, que las IAs están al mando.
Por supuesto, detalles como este al margen, “Excesión” sigue siendo una apasionante novela de aventuras, Banks posee una imaginación desbordante, ya sea para recrear una belicosa especie de aliens o para describir las portentosas naves de la Cultura, un ritmo desenfrenado cuando hace falta y cadencioso cuando toca, una gran sensibilidad para tocar el alma humana y sus contradicciones y un estilo depurado que consigue que el libro se lea en dos patadas.
Una pena que la edición de la Factoría esté llena de erratas y opaque un poco el resultado final, pero “Excesión”, a pesar de sus limitaciones y fallos, sigue siendo una novela más que buena y que casi llega a la altura de sus tres antecesoras.

5 Comments:

Blogger Mon said...

Me a gustado mucho, el artículo.

Y me reconozco mucho en tu opinión.

Pero tambien es cierto que existe una decada mas que menos entre los tres primeros volumenes y Excesión y los demás... y probablemente tus exigencias como lector son otras.

Estoy seguro que novelas que disfrutaste como adoloscente no las disfrutarias igual ahora.

Para mi Banks es un escritor de mucho talento pero tambien es capaza de hacer libros infumables como Artefakto sino recuerdo mal que me parecio muy inconnexo.

Saludos cordiales.

jue. sept. 25, 03:17:00 p. m. 2008  
Anonymous fonz said...

Excesión parece peor que las tres primeras novelas porque es peor. Hala.

El experimento era, a mi entender, llevar la space opera al extremo máximo posible de complejidad y enormidad. Recuerdo particularmente un personaje que vive en el antiguo arsenal de naves del que Banks se molesta en contarte su pasado con excesivo detalle para luego cargárselo tres páginas después. Pues Excesión es todo así.

¿Qué ocurre entonces con tanto detalle?, que la estructura se resiente, es un libro "que cansa" a mi entender, carece de la solidez de las tres primeras novelas. En el fondo es la tensión que existe en la space opera en particular y la cf en general; ¿cómo plasmas un complejísimo entorno de space opera alienígena de miles de años en el futuro con las herramientas literarias de ahora?. Cuanto más te acerques al objetivo, más incomprensible y difícil será el texto a no ser que optes por el ortopédico enfoque "Enciclopedia Galáctica", como en la parcialmente falllida "El algebraísta".

Por otro lado es curioso comparar "Excesión" con las dos siguientes novelas de la serie, en un registro totalmente distinto, experimentos bastante curiosos de space opera "tranquila" -reconozco que tengo debilidad por el tono crepuscular y reflexivo de "A Barlovento"-.

vie. sept. 26, 12:37:00 p. m. 2008  
Blogger Iván Fernández Balbuena said...

Pues estoy más de acuerdo con Fonz que con Mon, realmente el problema es que Banks patina con "Excesión" y no logra hacer tan buen trabajo como en los tres primeros títulos de la serie. No creo que los años que han pasado entre una lectura y otra tengan que ver con mi opinión final.
Puede que no este de acuerdo con otras consideraciones de Fonz, es cierto que escribir una space opera de un futuro tan diferente del nuestro es complejo y difícil y la opción "Enciclopedia Galáctica" es irritante. A "Excesión" le pasa un poco eso con la introducción inicial donde Banks se inventa una nueva física y nos habla de la existencia de miles de especies igualitas al ser humano en diferentes planetas, algo absurdo e innecesario, con la Cultura me lo paso tan bien que no necesito que nadie me explique como viajan más rápido que la luz sus naves o por que casi todos sus protagonistas son humanos.
Sin embargo la opción inmersión total sin flotador puede dar lugar a libros difíciles pero más satisfactorios, ahí está "Schimatrix" de Sterling. Claro que, todo hay que decirlo, para disfrutar de estos libros hay que poseer un bagaje de cf brutal, algo que no tienen muchos lectores, y, me da, que Banks intenta llegar al mayor número de público posible.

dom. sept. 28, 06:43:00 p. m. 2008  
Blogger wraitlito said...

La verdad es que 'Pensad en Flebas' que leí tras recomendaciones de amigos me decepcionó y lo peor es no recordar el porqué
Saludos

lun. sept. 29, 02:47:00 p. m. 2008  
Blogger Iván Fernández Balbuena said...

Ahí si que no puedo estar de acuerdo, "Pensad en Flebas", es en mi opinión lo mejor de la cultura.

lun. sept. 29, 07:31:00 p. m. 2008  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home