lunes, noviembre 05, 2007

Conexiones: Tolkien-Hoffmann

Hay muchas formas de disfrutar de la lectura: la belleza del texto, la buena construcción de los personajes, la historia propiamente dicha. En fin, probablemente tantas como lectores. Personalmente, y en los últimos años, me fascina descubrir conexiones entre autores separados en el tiempo, el espacio o el estilo. Ver como dos escritores, aparentemente muy diferentes, tocan el mismo tema o se basan el uno en el otro me fascina y me llama la atención.
Y, curiosamente, E. T. A. Hoffmann me está dando bastante juego al respecto. Tiempo ha comente las curiosas coincidencias entre "Los Elixires del Diablo" y "Dune", ahora la conexión Hoffmann se situa en la obra de Tolkien.
En concreto estoy hablando del cuento de Hoffmann "La Contienda de los Cantores" (1817), que narra una conocida leyenda alemana también utilizada por Wagner y Novalis. Dicho cuento parte de una base histórica, el concurso entre seis trovadores (minnesänger) medievales alemanes en el castillo de Watburg por determinar quien era el mejor de todos. Dicho acontecimeinto recibió el nombre de la contienda de Watburg y tuvo lugar hacia 1208.
Hoffmann le da un claro aire fantástico al describir como uno de los contedientes, Heinrich von Ofterdingen, realiza un pacto con el diablo para ganar el concurso, cosa que no consigue gracias a la belleza, casi mística, del canto de Wolframb von Eschinbach, vencedor final del torneo.
El parecido de este cuento con el Ainundalë, la primera parte del "Silmarillon" de Tolkien, es más que notable. En la historia de Tolkien, los Valar y Eru cantan a coro, de dicho canto surgirá el mundo, y toda la maldad que en él habita se deberá al intento de Melkor de destacar por encima de los demás y no someter su canto a la belleza del conjunto.
En la historia de Hoffman ocurre algo parecido (al margen deo componente mítico del relato de Tolkien), los seis trovadores cantan juntos y logran obras de gran belleza pero el intento de Ofterdingen (mediante su pacto faústico) de sobrepasar a sus colegas crea un canto de una belleza tan aberrante como viciosa. Además, los cantores rinden vasallaje a Hermann de Turingia, landgrave de Wartburg, que si bien no canta, es el encargado de alentar y mantener a los cantores. También es el primero en darse cuenta del horror que hay tras la música de Ofterdingen y de echárselo en cara (las similitudes con la figura de Eru son más que notables). Pero, sobre todo, destaca el ambiente general del relato muy parecido, de una forma difícil de describir, al de la historia de Tolkien.
Desconozco si Tolkien había leído este cuento, es posible aunque no conozco ese dato, pero, evidentemente, como buen profesor de literatura medieval, conocía de sobra la leyenda germánica en la que se basó Hoffmann. El autor alemán utilizó, sobre todo, la crónica de un historiador de su época, Thon. Tolkien pudo conocer también ese libro, pero, probablemente, más bien dispuso de un poema de 1260 que narraba el evento (y que es más dudoso que Hoffmann conociese).
En cualquier caso, una conexión interesante y que me ha hecho disfrutar como nunca.

3 Comments:

Blogger Anna said...

Un post excelente... y deliciosamente friki. Nunca se me habría ocurrido hacer esta connexión, pero ahora que lo dices parece obvio.

mié. nov. 07, 02:16:00 p. m. 2007  
Anonymous Solveig said...

Hola. Escribí un mensaje, algunos posts atrás, pidiéndote tu consejo sobre un autor fantástico del que preparo un trabajo para una editorial importante, que podría renovar el interés por una obra subestimada, sobre todo en España. Como me sugeriste, dejé mi e-mail, pero lo hice en entradas antiguas y es posible que no lo vieras. Ya que la providencia quiere que vuelvas a hablar de este autor, te envío otra vez mi dirección, a ver si puedo cambiar impresiones con un buen lector (como mínimo), que no abundan... Allá va: errete81@hotmail.com
Gracias!

jue. nov. 08, 12:12:00 a. m. 2007  
Blogger Iván Fernández Balbuena said...

Te he mandado un correo, siento el retraso.

mié. nov. 14, 08:56:00 a. m. 2007  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home