viernes, junio 20, 2008

Memoria Recuperada: "El Final de la Tierra" de Frederick Pohl y Jack Williamson


Buena traducción de Rafael Lassaleta, portada con un dibujito incomprensible y la engañosa y habitual mención a los premios Hugo y Nebula (ganados por Pohl pero no por esta novela).
Estamos ante un libro atípico y curioso, y, también, en cierta forma fallido. Todo lo extraño que rodea a esta obra viene por ser fruto de la colaboración de dos grandes escritores de ciencia ficción: Frederick Pohl y Jack Williamson. Esto es algo normal en este campo de la literatura, y muy corriente en la carrera de Pohl, que se hizo famoso gracias a sus colaboraciones con C. M. Kornbluth, pero que compartió trabajos con otros muchos escritores. A pesar de todo, la elección en este caso de Williamson como compañero de aventura es, cuando menos, discutible.
Desde luego, Williamson no está tan acostumbrado como Pohl a esto de las colaboraciones, pero esta no es la razón por la que el libro fracasa. Esta debemos buscarla en lo dispar en cuanto a la forma de escribir de ambos autores. De diferentes generaciones, (Wiliamson es el decano del género), su carrera ha sido bien diferente.
Williamson cimentó su fama en los 30-40, con una ciencia ficción ingenua e infantil, no exenta de cierto encanto. Pohl se abrió paso en los 50 con una rabiosa y controvertida obra basada en lo social y de la mano de Kornbluth. Tras la muerte de este se reinventó en los 70-80 con brillantes novelas como "Homo Plus" y "Pórtico". Williamson, en cambio, se ha quedado totalmente anticuado y anclado en el pasado.
Y de ahí vienen todos los males del libro. En él se narra el fin del mundo debido a una catastrofe ecológica, en la que sólo sobrevivien las tecnificadas y libres ciudades submarinas. Esta trama es muy de Pohl pero aliñarla con unos E.E.U.U. feudales y un ente inmortal devora almas parece corresponder con el espíritu de Williamson. Y, como era de esperar, ambas tramsas y estilos no acaban de encajar bien.

-----------------------------------------------------------------------

Ser aficionado a la ciencia fición no deja de tener algo de heroico. Tragarse este truño y seguir leyendo este género y a estos autores sólo puede calificarse de cabezonería, estupidez o valor. Como aún sigo en la brecha que cada cual tome sus propias conclusiones sobre que adjetivo se ajusta más a mi persona.

2 Comments:

Blogger Carlitos said...

¡Reedición de "El abogado gladiador" ya!

(mensaje que sirve para dos propósitos: seguir con mi spam particular respecto a esa obra maestra de Pohl/Kornbluth, y decirte que te seguimos leyendo)

mar. jun. 24, 05:07:00 p. m. 2008  
Blogger Iván Fernández Balbuena said...

Gracias por la fidelidad :)
Y, añado, reedición de las obras completas de Pohl y Kornbluth ya.

vie. jun. 27, 05:30:00 p. m. 2008  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home