lunes, mayo 05, 2008

Memoria Recuperada: "Cuando el Dragón Despierte" de John M. Ford


Traducción aceptable de Albert Solé. Portada con una ilustración que representa a un guerrero vigilando los dragones blancos y rojo de Inglaterra y Gales, alusiva a la historia pero un tanto sosita. La edición es algo más pobre de lo habitual porque al libro ya se le están despegando las tapas.
Estamos aquí ante un subgénero difícil de clasificar: el de la Historia Alternativa. Generalmente se le da acogida en el congestionado edificio de la CF, ya que la mayor parte de estas historias transcurren en un ambiente tecnófilo (viajes en el tiempo, universos paralelos). Pero este libro en concreto es pura Fantasía. Entre otras cosas por que el relato no transcurre en nuestros días si no a finales de la Edad Media y en un mundo donde la magia es fundamental.
Esta Historia Alternativa parte de una premisa original, Bizancio ha conseguido sobrevivir a la Edad Media, no sólo intacto si no como una superpotencia que ha extendido sus tentáculos por casi toda Europa bajo la idea de reconquistar el antiguo Imperio. Sólo el norte de Europa (bastante salvaje y bárbaro), algunas ciudades italianas (en pleno Renacimiento) e Inglaterra (que controla Gales y parte de Francia pero no Irlanda ni Escocia) se alzan frente a los bizantinos.
Como es lógico, Bizancio es el “malo malísimo” e Inglaterra “el último bastión” y toda la historia narra el intento de los orientales por hacerse con esas tierras. A destacar el realismo de la acción, Inglaterra no se nos muestra como una santa si no todo lo contrario (los galeses están al borde de la insurrección) y los protagonistas son una mezcla de galeses, bizantinos e italianos que aceptan que Inglaterra es mala pero Bizancio es peor. Lo negativo: un exceso de intrigas oscuras que hacen la trama demasiado enrevesada.

-----------------------------------------------------------------------

Este fue un libro que cogí con muchas ganas y del que esperaba mucho más de lo que encontré. No sé si es culpa suya o mía pero “Cuando el dragón despierte” es una novela agradable e interesante que, por alguna razón, no acaba de funcionar del todo. La verdad, una pena y un misterio.

2 Comments:

Blogger Carlitos said...

Lo compré y se lo acabé regalando a una amiga (el lector constante, por si a alguien le suena) que lo había mencionado. En general tenía pinta de ser un mero ensayo del [ristra de adjetivos positivos] Ash de Mary Gentle.

mié. may. 07, 01:11:00 a. m. 2008  
Blogger Iván Fernández Balbuena said...

¿No dicen que las comparaciones son odiosas? ;)

mié. may. 07, 08:46:00 a. m. 2008  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home