jueves, abril 06, 2006

Sobre el Último Premio Minotauro

No voy a hablar de la novela de Negrete que ha ganado el famosos premio, aún no la he leído y, a priori, reconozco que no me atrae mucho. Después de Graves la mitología griega vista por otros no creo que me impresione en exceso.
Aquí voy a hablar sobre un hecho curioso que tiene que ver con la promoción del libro. No, no son los anuncios de la radio que cada vez que los oigo me dejan patidifuso, es sobre “Aula”.
Para el que no lo sepa, “Aula” es un interesante proyecto que lleva a cabo el diario “El Mundo”. Básicamente, consiste en que un centro educativo puede recibe gratis unos 50-60 ejemplares de “El Mundo” de Lunes a Viernes si lo solicita en Septiembre (esa es una de las razones por que suelo colgar por aquí fotos y noticias sacadas de ese periódico). Los ejemplares son los mismo que se venden en los quioscos con una excepción, las páginas centrales, en vez de tener la edición regional de turno, consisten en un suplemento de unas 4-6 páginas dedicado única y exclusivamente a los estudiantes de secundaria. La idea es, más o menos, que los profesores puedan utilizar los periódicos como herramienta didáctica y que los chavales se vayan animando poco a poco en la lectura de la prensa escrita.
Bueno, espero que nadie de “El Mundo” lea esto, pero donde yo trabajo para lo único que sirve el invento es para que los profes no nos peleemos por los diarios (hay de sobra, lo divertido es ver las broncas para conseguir el único ejemplar de “El País”), casi nadie los utiliza en sus clases y los chavales pasan de ellos olímpicamente, como mucho alguno lo coge para hacerse el sudoku, los lunes leer las páginas de deportes o echarle un vistazo a los horóscopos. ¡Ah! Y para pegarles fuego a la entrada o salida y montar algo de pitote que siempre viene bien.
Y, la verdad, es una pena por que el suplemento de “Aula” si que está bien, recoge, en líneas generales, noticias sobre los chavales o que puedan interesar a los chavales, generalmente con un trasfondo cultural. Ejemplo de noticias sobre los alumnos, el instituto tal está haciendo un brillante experimento de física con los chicos de 4º de la E.S.O., o fulanito de 2º de la E.S.O. es la gran promesa del lanzamiento de jabalina en Murcia. Ejemplo de noticias que pueden interesar a los chavales: breves artículos sobre alguna de las asignaturas que sufren (hay unos muy sencillos y majos de matemáticas que sigo por que hasta yo soy capaz de medio entenderlos) o que pelis ver, que música escuchar y, tachan, tacha, que leer.
Y aquí es donde aparece Negrete y el Premio Minotauro. Siempre que dan el citado premio ando un par de días con el radar activado para ver el tratamiento que dan los medios del evento. Vale, no es el Planeta pero la mayoría de los premios literarios suelen aparecer en las páginas de cultura de los periódicos y al final del telediario. Con el Minotauro la cosa no es así, como mucho sale por internet (no tiene merito, saldría hasta la final de carreras de caracoles cojos de Nueva Guinea-Papua) y puede aparecer un pequeño suelto en alguna página de algún periódico. Ni punto de comparación con los otros premios serios de verdad y no de chorraditas fantásticas.
Bueno, pues hará una semana o dos, alucino cuando veo que una página entera de “Aula” está dedicada a Negrete, su novela y el Minotauro. ¡Una página entera! Increíble. Y, además, estaba bien hecho (más increíble aún). Una foto de Negrete y su libro que ocupaba media página, un buen artículo sobre la breve historia del premio, otro sobre de que va la novela y como artículo principal una breve y bien hecho perfil del ganador.
En fin, que por un momento fue un bonito sueño, una página entera de uno de los más importantes diarios de nuestro país dedicada a un escritor español de ciencia ficción y fantasía. Luego fui consciente de que esa página solo la leerían profes y alumnos y volví a tierra. Y, más tarde, reflexione un poco. ¿Por qué “Aula” hacia un seguimiento tan desmesurado de esta noticia? Releí con más cuidado los artículos y poco a poco lo vi claro. De una forma sutil y tendenciosa, leyendo entre líneas, la idea que a uno se le quedaba es que la literatura fantástica es únicamente un género infantil-juvenil, nada que este a la altura de los adultos. Leer los libros de Negrete estaba bien para un quinceañero pero solo como un paso previo y doloroso a la literatura mas seria, a la literatura de verdad, ya se sabe, Cela, Umbral y demás líderes del realismo costumbrista puro y duro.
Así que mi gozo en un pozo, por un día soñé que habíamos salido del ghetto para luego descubrir que realmente lo que estaban haciendo era poner los últimos ladrillos en el muro que nos separa del resto de la comunidad literaria.
En fin, espero que si algún adolescente siente curiosidad por los libros de Negrete los siga leyendo cuando llegue a la edad adulta. Algunos lo hicimos con otros autores similares y tampoco nos va tan mal, creo.

5 Comments:

Blogger Xoota said...

Dos cosas:

1. Es ciertísimo lo del MUNDO. Realmente los chavales no lo leen; yo, joven que soy, fui uno de esos chavales que recibían ejemplares del Mundo, y desde mi propia experiencia, me atendré a las sabias palabras de un profesor mío: "qué desperdicio de papel".
Yo no me voy a poner a entresacar segundas lecturas de esta genial frase; pero también es un poco estúpido que le den un ejemplar de El Mundo a un chaval, cuando se puede encontrar en Internet. Que la nueva generación utilice la red y se empape de información, si es que la quiere, y aprenda a contrastarla, claro.

2. El trato de AULA al género es fiel reflejo del trato general al género. Y la única manera de hablar de fantasía en público, es remontarse a E.T.A. Hoffmann, Edgar Allan Poe, Jorge Luis Borges.

¡Pero no hay que temer! Tuve la oportunidad de ver luz en toda esta oscuridad derrotista que acecha a los lectores del género, en la carrera de Anglística (una suerte de filología inglesa) en Berlín, que ofrecía, codo con codo junto el destripe de las obras de Shakespeare, el Teatro victoriano, y el Ulises de Joyce, el curso con más alumnos de toda la facultad: Tolkien y su obra.

Sí, puede haber sido bajo el influjo de la reciente trilogía de películas del Señor de los Anillos, pero cada vez hay más inclusión de literatura del género en el mainstream; tiempo al tiempo. Si Alan Moore pudo colar su watchmen en el canon de 100 libros indispensables desde 1923 de TIME, y si también se pudo colar Neuromante; es que estos pop-culture favorites no han de ser *tan* malos.

Un saludo, ¡y sigue con tu buen trabajo!

vie. abr. 07, 11:23:00 a. m. 2006  
Blogger Iván Fernández Balbuena said...

Tendemos a pensar que internet es de uso cotidiano por que nosotros somos adictos a este medio pero hay todavía mucha gente que no se acerca al bicho ni aunque le paguen, por ignorancia, prejuicios, desinteres o lo que sea. Mi instituto esta en un pueblo de menos de 3.000 habitantes en una zona muy, muy rural y te puedo asegurar que alli internet es ciencia ficcion. No se cuales seran las estadisticas pero a lo mejor hablamos de que solo un 20 % de los chavales se conectan con regularidad.
Y por otro lado, los que se conectan no es para leer El Mundo.
El probelma no es que se regale un periodico existiendo en la red, tambien han regalado este año el Quijote a todos los alumnos y muchos lo tiraron al salir del instituo (y existen versiones del Quijote en la red a disposicion de todo el mundo). El problema es que los adolescentes no leen, nada de nada. Es asi de sencillo.
Claro, reconozco que mi instituto es un caso especial por sus caracteristicas y supongo que en otros centros mas urbanos o mas "elitistas" las cosas seran un poco distintas pero solo un poco.
Y si, ya se que en el mundo extra-hispanio el fantastico goza de mas reconocimiento. Cuando suelo gruñir sobre el ghetto me refiero, por lo general, al caso español, donde es nombrar a un academico la palabra fantasia y verla ponerse verde y buscar un sitio donde vomitar.

vie. abr. 07, 09:33:00 p. m. 2006  
Blogger Nacho said...

Confirmando lo que decís, nosotros estuvimos recibiendo un par de años tanto "El País" como su suplemento clónico, aunque en cantidades mucho más modestas. Apenas dos o tres ejemplares que acababan en la sala de profesores. En la biblioteca no se los leía ni el tato.

Sobre el libro de Negrete, me lo he pulido en tres sentadas. No alcanza el nivel de "El espíritu del mago", mucho más hecho, mejor construido y con momentos narrativos arrolladores. Pero es una muestra de cómo hacer una novela de aventuras mitológica competente, que a la vez de homenaje a los mitos clásicos los recrea un poco. Y tiene un cariz juvenil que lo hace ideal para adolescentes interesados en acercarse a los mitos clásicos: tiene ritmo, los capítulos son cortitos, el lenguaje tiene la complejidad justa, hay conflictos, celos, batallas, tensión, buenos parlamentos,... Lo que uno espera de esta mitología adaptada a los gustos de hoy en día.

El uso de internet... pues en mis centros no es ciencia ficción. Es un chungo cruce entre novela rosa y aquí hay tomate. El 95% lo utiliza exclusivamente para chatear a través del msn, reirse de los compañeros, de los profesores, planear la movida del fin de semana,... pelar la pava. El otro 5% se limita a anarrosear los trabajos que les mandas, aunque les hayas preparado un guión que evite justamente eso. Esto sin contar el uso pirata que puedan darle.

Y lo de la ciencia ficción como literatura juvenil... supongo que si el texto hubiese sido sobre la novela de aventuras clásica el sentido habría sido el mismo (Dumas, Rider Haggard, Mark Twain,...). Lo que no sea literatura seria, novela histórica o novela negra con toneladas de narcóticos, litros de güisqui y arrobas de sexo, no es para mentes formadas.

dom. abr. 09, 10:13:00 a. m. 2006  
Blogger Iván Fernández Balbuena said...

Pues por lo que me cuentas colocaré el de Negrete muy atrás en mi lista de compras. Y en cuanto a internet, los pocos que la usan haya donde trabajo hacen lo mismo, msn a lo bestia, el e-mule, pornografía y fusilar trabajos (El Rincón del vago, eso si que es una página útil ;)
Lo que pasa es que en lo de los trabajos son torpes, torpes. Les mande leerse "Cabo Trafalgar" de Reveerte y una copio el resumen de "Trafalgar" de Pérez Galdos, otra imprimió el trabajo sin quitarle los iconos del Google (anuncios incluidos). El colmo del surrealismo ha sido un alumno rumano que aún no controla mucho el castellano y se bajo un trabajo impecable... en gallego. Lo divertido es que el fulano vino a reclamar el suspenso.
Con cosas como estas nos reimos un montón en la Sala de Profesores pero bien analizado es para llorar.
Y, si, el concepto de literatura juvenil que tienen algunas editoriales es muy curiosos. Por poner un ejemplo entre muchos, la colección "Tus Libros" de Anaya (que es buenísima) tiene cada cosa que alucinas, meter "Ella" de Haggard con todas las connotaciones sexuales fetichistas-masoquistas que tiene el librito manda huevos...

dom. abr. 09, 12:31:00 p. m. 2006  
Anonymous excali_vila said...

Hola,

Pues yo si he visto un periódico que le ha dedicado en la “versión oficial” casi una página. El sábado 18 de marzo de 2006, en el periodico “El correo” ( uno de los más vendidos en el País Vasco.
Os dejo el enlace a la web donde también está:
http://servicios.elcorreodigital.com/vizcaya/pg060318/prensa/noticias/Cultura_VIZ/200603/18/VIZ-CUL-006.html

vie. may. 12, 12:19:00 p. m. 2006  

Publicar un comentario

<< Home