lunes, diciembre 08, 2008

"La Mano Encantada y Otros Relatos" de Gerard de Nerval


Este librito es una buena forma para iniciarse con Gerard de Nerval. Cierto que está agotado, pero no es difícil de encontrar y estará a buen precio. Nerval fue otro de esos románticos chiflados que les dio por escribir y tener una vida peculiar. Fue una especie de niño prodigio que realizó la mejor traducción hasta la fecha del “Fausto” al francés, tan buena que incluso el mismo Goethe se quedó impresionado.
Frecuentó el círculo de Nodier y fue íntimo de Gautier (también participó en la batalla de “Hernani”). Como él viajó y escribió sobre sus viajes, y, como él, fue un esplendido poeta, uno de los mayores del Romanticismo francés. No escribió mucha prosa, su narrativa completa ocupa un solo volumen (hay una buena edición en Círculo de Lectores) y se centró, básicamente, en el cuento, en ocasiones fantástico.
Tuvo una vida desgraciada en amores y a la que sacudió la locura, después de alguna estancia en el manicomio, acabaría ahorcándose con 47 años en plena calle.
Aquí tenemos una buena muestra del mejor Nerval. “Mis prisiones” es un buen ejemplo de su faceta autobiográfica y de su habilidad para captar la realidad de su época. “Sylvie” es uno de sus mejores relatos, pertenece a una serie de cuentos basados en figuras femeninas (algunos también de tipo testimonial) conocidos como “Las hijas del fuego” (mi edición de la serie completa es de la vieja colección Libro Amigo de Bruguera). Son estas las mejores páginas de Nerval, auténtica prosa poética, o poesía en prosa, sí se prefiere, evocadoras, mágicas, y sensuales. Realmente hipnóticas, aunque se trata de narraciones en las que se cuenta bien poco, aparte de reflejar el estado de ánimo del autor, descripciones de la campiña francesa, o retratos femeninos. “Sylvie” es, de todas ellas, la más amble, mucho menos terrible que “Aurelie” (que no está en esta recopilación), donde describe las visiones que tenía durante sus ataques de locura.
Con todo, y dado que este es un blog sobre literatura fantástica, me centraré más en los otros dos cuentos de la antología. “La mano muerta” no es sólo el mejor cuento fantástico de Nerval si no, probablemente, el mejor cuento fantástico francés del XIX. Por lo menos, eso opina Italo Calvino y no seré yo quien le lleve la contraria.
Partiendo de Hoffman (una pasión que compartía con su amigo Gautier), pero también de Walter Scott, Nerval traza un impresionante fresco histórico del París del siglo XVI, lleno de encanto y atractivo. Cuenta también una, para hoy, tópica historia de amores contrariados, reputaciones en juego, y pactos diabólicos que, inevitablemente, acaba mal. Impresiona la ligereza con que es contada una historia, en el fondo, tan trágica, lo bien dibujados que están los personajes, y las poderosas y surrealistas imágenes que pueblan el relato, especialmente esa mano cortada que corretea entra la multitud a modo de repulsiva araña. Leyendo este relato uno sólo puede lamentar que Nerval no escribiese más en esta línea.
“El monstruo verde” se acerca a la maestría de “La mano encantada” pero no la alcanza. Es, hasta cierto punto, un boceto del cuento anterior. No tanto por la historia en sí, radicalmente diferente, si no por que comparte las mismas características que dicho relato pero a menor escala y profundidad. Con todo, no deja de ser un buen cuento de terror en el que destaca con brillantez el humor negro con que se cierra la historia (más que negro, negrísimo).
En fin, un libro breve pero enjundiosos, ideal para empezar con Nerval y de los que incitan a leer más de su autor.

6 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Veo que las entradas referidas a la literatura del siglo XIX no despiertan las mismas "pasiones" que otras anteriores.

Pienso que es una pena.

Un saludo, DePeixes.

mar. dic. 09, 07:07:00 p. m. 2008  
Blogger Iván Fernández Balbuena said...

Ya , ya me he dado cuenta. Pero una de las ventajas de los blogs es que su funcionamiento no depende de las "veleidades" del público, así que seguiré erre que erre :)
De todas formas algunas entradas decimonónicas si han tenido algo de éxito, como una reseña de cuentos de fantasmas de Henry James. Ahora, te sales de lo anglosajón y tela marinera. Me apsó igual cuando escribía sobre los románticos alemanes.
Coincido contigo, una pena.

jue. dic. 11, 11:54:00 a. m. 2008  
Blogger Edgar Ducasse said...

Buenas tardes, Iván:

Ya te había escrito alguna vez como anónimo, pero hoy me estreno aquí con nick propio. Felicidades nuevamente por tu blog (de referencia, que lo sepas) y especialmente por las dos últimas entradas. Aquí un fan tanto de Nerval como de Gautier.
De Gautier tengo que leerme eso de jettatura, que tiene una pinta muy buena. He visto que hay una edición en Siruela que no debe ser difícil conseguirla. Recuerdo con mucho cariño La Novela de una Momia, algunos pasajes del libro se me quedaron grabados desde que los leí, hace como diez años, y si ha pasado todo este tiempo y aún están frescos en la memoria, será por algo.
Tengo que decir, por otro lado, que Nerval me parece superior como poeta a Gautier. Perdón por la licencia, ya sé que la comparación entre ambos autores me la he sacado yo de la manga.

Otra cosa: imagino que te habrás dado cuenta del volumen que ha publicado recientemente Valdemas en Gótica sobre los Cuentos Románticos Alemanes, la mayor parte de ellos comentados aquí a través de ediciones poco menos que inencontrables. ¿Casualidad o es que hay conexión con la cúpula de la editorial?.
Lo dicho, a seguir. Saludos.

jue. dic. 11, 05:53:00 p. m. 2008  
Blogger Iván Fernández Balbuena said...

Gracias por lo elogios. De poesía prefiero no hablar, es un tema que no domino ni de lejos, y menos de autores cuya lengua materna no leo. De todas formas, y vista su prosa, es más que probable que los versos de Nerval sean superiores a los de Gautier.
Anímate con Jattatura y Avatar, merecen mucho la pena y son, creo yo, superiores a La novela de la momia.
En cuanto a mi "conexión" con Valdemar, se basa estrictamente en la relación vendedor-cliente, ellos sacan los libros y yo me los compro. No les conozco de nada auqnue, como es obvio, tienen todas mis simpatias.

vie. dic. 12, 09:41:00 a. m. 2008  
Anonymous Anónimo said...

A propósito de románticos alemanes, en la entrada que dedicaste hace mucho a los cuentos de Hoffmann, hiciste referencia a que "suspirabas" por una edición de "El Mayorazgo" que fuese fácil encontrar.

En mi comentario, te mencioné la que yo tengo en casa: Ediciones Destino, Colección Destinolibro 345 (1ª edición: enero de 1994); con un prólogo de Marisa Siguán y traducción de Jorge Seca.

Por si sigues interesado, Nórdica ha vuelto a editar "El Mayorazgo" con la misma traducción y, creo, el mismo prólogo. No sé si se trata de dos editoriales del mismo grupo. Tampoco recuerdo si lo vi a comienzos de este año o a lo largo del anterior.

Un saludo, DePeixes.

sáb. dic. 13, 06:43:00 p. m. 2008  
Blogger Iván Fernández Balbuena said...

Gracias por la información. Al final conseguí algo mejor que las ediciones de Destino y Nórdica: los cuatro tomos de Anaya que recogen los cuentos de Hoffmann, entre ellos "El mayorago". Pena que el proyecto se quedase inacabado. Ahora suspiro por una edición de los cuentos completos de Hoffmann. Será por soñar :)

sáb. dic. 13, 08:27:00 p. m. 2008  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home