lunes, marzo 09, 2009

Estamos como Cabras

La verdad es que los lectores de CF somos una tribu rara. No digo que no los haya normales, y supongo que serán la mayoría, pero hay un grupito de fanáticos (me incluyo) que hemos hecho (y hacemos) cosas bastante extravagantes con nuestro vicio personal. Hablo, en concreto, de la digitalización de libros. Es una reflexión que me ha llegado a raíz del último texto de Julían Díez en Propsectiva (por cierto, que chula está quedando la página).
JD comenta la cantidad de libros de CF que hay digitalizados en al red (o sea, pirateados). Es un fenómeno del que me había percatado, vas a cualquier página de descarga de libros, desde la mula a las específicas del tema y hay montañas de novelas, cuentos y relatos de CF. Creo que superan por mucho a los demás géneros. Otro dato, subjetivo pero dato a fin de cuentas. Por mi centro de trabajo circuló un CD que tenía cientos de libros digitalizados. Una cosa bárbara. Se lo copió mucha gente y, como no, servidor entre ellos. Investigándolo en casa con tranquilidad descubrí, una vez más, que estaba plagado de autores de CF.
Escanear libros es un coñazo soberano, cuando lo hago y llevo un par de páginas me quiero tirar por la ventana. Pues resulta que hay una extraña célula subversiva que lo hace por amor al arte y entre la que destacan unos cuantos fanáticos de la CF que, a juzgar por la cantidad de material que han descargado en la red, parecen estar al mando.
Lo que decía, estamos como chotas. Y yo el primero, que conste (aunque no por este tema concreto, sigo siendo fan del formato libro).

7 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Pues yo soy más "arcaico" :).

Por ejemplo, con los pdf que pasan de 4 páginas: si, después de una visual rápida, su contenido no me llama mucho la atención, los dejo; si parece que van a ser de "lo mío", los imprimo y encuaderno para leerlos como si fueran una revista o un libro.

Un saludo, DePeixes.

lun. mar. 09, 10:14:00 p. m. 2009  
Anonymous Mi nombre es sombra said...

Hasta cierto punto es "normal" (en el sentido de "no ser extraño") que haya tanta ciencia ficción escaneada. HAsta hace poco era muy difícil encontrar en papel determinadas obras (en muchos casos lo sigue siendo), por no mencionar los irrazonables precios que podían alcanzar algunos libros.

Los escaneos digitales empezaron en los tiempos heroicos de internet, allá por mediados de los años 90, cuando todo el mundo se conocía en la red y había cierto espíritu de amistad y camaradería que no creo que exista ahora como era entonces (lo cual no me parece ni bueno ni malo, sólo diferente), por lo que para algunas personas era lo más normal del mundo compartir esos libros que estaban cogiendo polvo en la biblioteca con el resto de sus amigos. ¿Y cómo compartes un libro con varias personas que pueden estár en León, Cádiz, Londres, Buenos Aires o Chapultepec? Pues fácil, escaneando el libro :-)

A partir de ahí, creo que gran parte del fenómeno se reduce principalmente a un "vivir de las rentas del pasado" y un "los viejos hábitos mueren difícilmente". Y no sé si alegrarme o no de ello (no suelo leer libros escaneados), pero desde luego sí es un poquito feo escanear algo que puedes comprar fácilmente en una librería. Precisamente los escanaeos empezaron por lo contrario, como una especie de "protesta" por no poder comprar esos libros en ninguna parte.

mar. mar. 10, 09:51:00 p. m. 2009  
Blogger wraitlito said...

Es totalmente cierto! en el emule había un archivo de 2 Gigas con -supuestamente - 10000 libros : la mitad eran clásicos y la otra mitad ciencia ficción.
Saludos

mar. mar. 10, 11:46:00 p. m. 2009  
Blogger Iván Fernández Balbuena said...

Probablemente el CD que circulaba por mi centro de trabajo tenía ese origen que dice Wraitlito.
Y me acuerdo de aquellos tiempos románticos que dice Sombra. Yo no participé, me quedé en fase mirón, pero recuerdo La Cuesta de Moyano Virtual y los Plasmoides, creo que eran uno de los principales núcleos de ese movimiento. Al final, el infierno está pavimentado de buenas intenciones, parte de esos escaneos altruistas fueron utilizados por los piratas de Pulp en sus ilegales ediciones, pero esa es otra historia que debería ser contada por los que la conocen mejor.

mié. mar. 11, 08:25:00 p. m. 2009  
Blogger Anna said...

jaja, a mi también me llegó un CD de estos, y lo aproveché bien! De hecho, empecé a leer a PK Dick masivamente a partir de él.

Pero, aunque me fijé que había mucha sci-fi, no me extrañó ni le di más importancia hasta leer tu post. Ahora que lo dices, sí que es curioso.

mié. mar. 11, 09:13:00 p. m. 2009  
Anonymous Rebeca said...

Bueno, el archivo que yo me bajé del emule era algo más pequeño, el ya clásico "2800 libros de ciencia ficción y fantasía". No estará todo lo que es, pero yo cada vez que leo un post intersante en este blog, me voy a mi archivo mágico y siempre encuentro algo del autor en cuestión. Por ejemplo Lem, que incluso siendo reconocido fuera del género es difícil de encontrar completo en las librerías, está todo en el archivo. Todo Lem lo he sacado de ahí, excepto "Solaris", que me cambió la vida. La mula es uno de los grandes inventos de la humanidad.

jue. mar. 12, 12:48:00 p. m. 2009  
Blogger Iván Fernández Balbuena said...

Bueno, creo que la Sgae y algunos autores no estarían tan de acuerdo con esa afirmación sobre la mula tan categorica, Rebeca :)
Lo que no quita para que no este de acuerdo contigo ;)
Por cierto, ¿en ese archivo esta "Regreso a Entia" de Lem? Es que es un libro casi imposible de encontrar.

mar. mar. 17, 07:17:00 p. m. 2009  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home