miércoles, abril 12, 2006

Más sobre el Premio Minotauro

Y con esto acabó que parece que el dichosos premio me tiene obsesionado. Veamos, se supone que el Minotauro premia a novelas de género fantástico, entendiendo por esto a novelas de fantasía, terror y ciencia ficción. Ahora bien, si repasamos a los tres ganadores queda claro cual es el sesgo que se le está dando al premio, tanto “Mascaras de matar” de León Arsenal, como “Los sicarios de Dios” de Rodolfo Martínez”, como “Señores del Olimpo” de Javier Negrete son claramente fantasía, como mucho, y siendo generosos, el libro de Martínez es una fantasía oscura que podría encajar también dentro del terror. ¿Dónde queda entonces la ciencia ficción? Desde luego, que se han presentado novelas de ciencia ficción a este premio, por ejemplo “Mystes” de Víctor Conde en la primera edición, o “Danza de tinieblas” de Eduardo Vaquerizo en la segunda. De hecho, se sabe que en esta tercera edición otra de las finalistas era una space opera de Ángel Torres Quesada o eso dicen los rumores.
Se puede argumentar que lo importante es la calidad de la ganadora más que su género, cosa que quizás sea cierto para los libros de Arsenal y Conde pero que es rotundamente falso en el caso de Martínez y Vaquerizo, sin ánimo de polemizar creo que “Danza de tinieblas” es sensiblemente superior a “Los sicarios de Dios”. Además, otros finalistas publicados (como Carlos Gardini y sus “Fábulas invernales”) o, espero, por publicar (la novela finalista de Rafa Marín una especie de Cid en clave fantástica, o eso dicen) también son claramente obras alejadas de la ciencia ficción.
Bueno, blanco, en botella y sale de la vaca.... Sinceramente, están primando más los intereses editoriales que los literarios, ahora mismo la fantasía vende más que la ciencia ficción y Minotauro ha decidido decantarse por ese mercado. Eso en si no debería de extrañarnos, no creo que haya un solo concurso literario que sea del todo puro o limpio (solo hay que ver los último líos con el Planeta y ese que ganó Cesar Vidal), y, en cierta forma, la editorial está en su derecho de hacer un poco lo que crea más conveniente, ellos ponen la pasta y se arriesgan así que resulta lógico que prefieran jugar sobre seguro.
Siendo egoísta, en el fondo me da un poco lo mismo, no soy sectario, me gusta tanto la fantasía como la ciencia ficción y sé que este premio me va a permitir degustar buenos libros de esas temáticas, ya sea con sus ganadores o con sus finalistas.
Eso si, lo que parece certificarse es la rápida decadencia de la ciencia ficción escrita en español, la fantasía está convirtiéndose en el rey de la montaña y dado lo pequeñita que es esta montaña puede que la ciencia ficción reciba un descalabro del que le cueste recuperarse.
Nada nuevo bajo el sol, lo mismo está ocurriendo en otros ámbitos geográficos, frente a Rowling y Martin poco pueden hacer los Sawyer de turno.
En cualquier caso, y sin hacer otro tipo de consideraciones sobre este fenómeno, hay que reconocer que la actitud de Minotauro es otro clavo más en el ataúd de la ciencia ficción como género preponderante dentro del fantástico.
Eso si, en el 2007 le dan el premio a una novela de ciencia ficción hard y prometo entonar un mea culpa público y no volver a juzgar ninguna situación sin un mínimo de perspectiva, que tres años no son nada.

13 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Sicarios del cielo, sicarios del cielo

mié. abr. 12, 08:27:00 a. m. 2006  
Blogger Nacho said...

No te olvides que ahora mismo los autores españoles, cuando se enfrentan a una novela, están escribiendo un fantástico alejado de lo que se suele entender como ciencia ficción. Porque o es lo que les apetece ahora, o lo que les gusta, o lo que les exige el mercado (si no no publican). Ahí tienes el caso de Aguilera, que se hincha a vender libros en Francia con "La locura de Dios" o "Rihla", y sin embargo no consigue que reedite "Mundos y demonios". Eso también condiciona.

Y, probablemente, entre las decenas de novelas que se presentan al Minotauro, la ciencia ficción es minoría. Además hay que considerar también quiénes están en el jurado y su criterio. Presentas algo en plan "Cismatrix" y... en fin.

mié. abr. 12, 09:30:00 a. m. 2006  
Blogger Yarhel (Enric Quílez) said...

Yo creo que hay un poco de las dos cosas: primero, que los autores españoles escriben más fantasía que ciencia ficción, en parte por formación personal, en parte porque es lo que dicta el mercado; y en segundo lugar, y ligado estrictamente con lo primero, las editoriales apuestan por la fantasía porque vende más que la cf, tiene un público más amplio, no genera tanto rechazo y -en fin- porque se vende más.

Tampoco quiero censurarle a Minotauro que apueste por lo seguro. A fin de cuentas, también publica alguna cosa de ciencia ficción española.

Y sí, opino como tú, que el jurado influye muchísimo. Supongo que todo lo que les huela (a la mayoría) a "ciencia ficción" ya debe partir con desventaja.

mié. abr. 12, 11:41:00 a. m. 2006  
Blogger Iván Fernández Balbuena said...

Si, es cierto, el omnipresente mercado manda y está claro que el mercado quiere fantasía y, lógicamente, se le da fantasía. Y no estoy criticando exactamente a Minotauro, entiendo perfectamente su postura y se que siguen publicando cf a pesar de los pesares pero me da un poco de pena esta decadencia de la cf y, sinceramente, me cabrea que el publico, el jurado, la editorial o el que sea decida dar el premio a una obra menor en vez de a quien realmente se lo merecía por un mero prejuicio o un cálculo mercantilista.
Pero, vamos, que lo del Minotauro es simplemente un síntoma más de ese retroceso de la cf frente a la fantasía.

jue. abr. 13, 12:55:00 a. m. 2006  
Blogger Juanmi said...

La ciencia-ficción es como el amor verdadero: ni se compra ni se vende.
Es así de triste y bien que lo siento porque sigue siendo lo que más me gusta. Pero el mundo ha cambiado y son malos tiempos para la física. Cuando yo era pequeño, un juguete que nunca faltaba en una casa era un casco espacial, o una pistola de rayos, o una maqueta del apolo (Recuerdo que había un juego que consistía en rescatar a los astronautas de la cápsula xon un helicóptero). Eran los tiempos de la carrera espacial y el espacio estaba continuamente presente en la televisión, en las recistas, en los libros... Y con el espacio, venía el imaginar cómo sería el futuro, ¿qué sorpresas nos traería? Recuerdo un programa titulado: "Hacia el año 2000", en el que se hablaba de todas las maravillas de las que se dispondría para entonces. Bueno, pues ya estamos en el 2006. Tenemos GPS, móviles con pantallitas de video para ver a quién te habla, ordenadoes caseros... y del espacio no se acuerda ni Dios, a no ser que un transbordador de la NASA estalle y esto sí es noticia. En cambio la fantasía, el puro escapismo sin más, parace que se ha comido el terreno de la CF y de la especulación científica. Quizá para siempre. Afortunadamente me gusta la historia tanto como la Ciencia, o no sabría de qué escribir.
Pero hay un camino. Me he leído etos días ZIG-ZAG de Somoza y es estupenda, incluso con sus toques hard y todo! El truco es aceptar que ya estamos en el futuro y llevar la especulación a pasado mañana, no más, pero es un camino con posiblidades.

lun. abr. 17, 10:37:00 a. m. 2006  
Blogger Iván Fernández Balbuena said...

Totalmente de acuerdo, Juanmi. Tus recuerdos de infancia son los mios y, joder, hasta emociona un poquito recordarlos. Afortunadamente a mi me gusta la fantasia y, por tanto, la decadencia de la cf no es algo tan, tan grave para mi pero, aun asi, me fastidia. De hecho me parece estupendo que hagas fantasia historica en tus ultimos libros pero tambien sueño con la continuacion de Mundos y demonios y espero que ese sueño sea algun dia realidad.
En cuanto a Zig Zag no la he leido pero, por supuesto, el near future me parece un subgenero tan atractivo como el que mas y, sinceramente, el mas cercano al gran publico, la pena es que especulaciones de mayor calado aunque, sea temporal, se queden al margen, pero, en fin, el mercado manda, que le vamos a hacer.

mié. abr. 19, 01:09:00 p. m. 2006  
Blogger Juanmi said...

Sí, que tiempos aquellos cuando creíamos que en el 2001 tendríamos una base permanente en la luna!
En fantasía me gusta, sobre todo, la serie de Martin (pero eso no tiene mérito, claro, me gusta todo lo de Martin), y la serie de la espada de fuego de Negrete.
A la que le quiero dar un tiento es a la de Robin Hoob. En Francia compite en éxito con la "canción de hielo y fuego", pero aquí apenas suena.

jue. abr. 20, 12:37:00 p. m. 2006  
Blogger Iván Fernández Balbuena said...

En el numero 19 de la revista Asimov hay un cuento curioso de Willian Barton titulado Muy lejos de la tierra, es sobre un adolescente yanki fan de la cf al que rapta una nave espacial alla por los 50. El caso es que vuelve a la tierra en nuestros dias y se pasa un buen rato pensando sobre si ya hemos colonizado marte, si hay misiones tripuladas a jupiter, etc, etc, todos los sueños de los libros que habia leido de joven. Cuando llega y ve que solo hay una ridicula estacion orbital a medio construir se pilla un rebote de narices. En cierta forma ese adolescente somos todos nosotros, nos prometieron el cielo y no nos han dado ni siquiera un atisbo de una nube. Lamentable.
En fantasia tenemos los mismos gustos pero yo añado ademas a Sapkpowski por delante de Negrete y muy cerca de Martin, el cabron del polaco me tiene enganchado. Los de Hobb tampoco los he ledio pero Nacho habla maravillas de ellos asi que algun dia me decidire, lo malo es que la politica de edicion de la Factoria me toca bastante las narices.

jue. abr. 20, 10:20:00 p. m. 2006  
Anonymous Anónimo said...

Tranquilo, amigo mío. La Ciencia Ficción volverá pisando fuerte en la nueva edición de este concurso.

mar. abr. 25, 12:53:00 p. m. 2006  
Anonymous Anónimo said...

No, no volverá. La ciencia ficción no vende: otra novela finalista, pura ciencia ficcion, no va a ser publicada.

Lo que pasa es que el premio tendria que quitarse lo de ciencia ficcion y reconocer que es solo de fantasia.

sáb. may. 20, 05:39:00 p. m. 2006  
Blogger Edmont Dantes said...

yo creo que escribir el genero de ciencia ficcion es hoy en dia muy dificil, tendria que ser una muy buena ora para que sea realmente premiada yo creo que quiza no sea problema del concurso y sus organizadores, si no mas bien de la falta de creatividad de algunas novelas.... ahora el problema es que minotauro tiene por decirlo asi el monopolio de este tipo de concursos... organizamos uno?...

jue. jun. 15, 07:57:00 a. m. 2006  
Anonymous Anónimo said...

Todo el concurso es raro. Se habla de ciencia ficción pero no se la premia. Se habla de literatura en lengua española pero en realidad sólo se premia a autores de origen español, al resto del mundo hispano que es enorme se lo ignora. El próximo concurso debiera ser "...de literatura fantástica para autores nacidos y residentes en España" y nadie saldría defraudado

lun. dic. 18, 03:52:00 p. m. 2006  
Anonymous Wintermute said...

Ellos preparan el concurso y lo premian, por tanto, escogen. No es un concurso en la que prime el mero hecho literario. Es el concurso de una editorial que premiará a quien le interese, lo cual es lícito (sin entrar en si es ético o no).

mar. feb. 27, 03:10:00 p. m. 2007  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home