miércoles, diciembre 21, 2005

Un libro raro


Efectivamente, un libro rarito. “El ladrón de cadáveres y otros cuentos de terror” es una antología publicada por la, para mi, desconocida editorial Euxina en el 2003. Ni rastro del traductor ni del autor de la portada. Pero la rareza viene, más bien, por la composición del libro: Tres historias cortas de Robert Louis Stevenson y otra larga de Jacques Cazotte. Algo que, sinceramente, no tiene mucho sentido. Es cierto que todos son relatos de terror pero muy diferentes entre si, falta un nexo de unión entre ellos, principalmente por que Cazotte (un francés del XVIII) y Stevenson (un escocés del XIX) bien poco tienen que ver entre sí.
Realizar una antología solo de Stevenson no tendría mucho interés (en el mercado debe de haber una docena) y necesitaría, al menos, dos o tres relatos más. En cambio, el cuento largo de Cazotte por si solo no justifica su publicación independiente y no creo que mucha gente se animase a comprar un volumen de historias de un escritor tan desconocido. Así que el resultado es esta mezcla tan extraña que no es ni chicha ni limoná.
Los tres cuentos de Stevenson son de los más trillado de su producción. Un buen ejemplo de los cuentos de terror de finales del XIX pero, bajo mi punto de vista, algo decepcionantes. “Olalla”, una historia de vampiros ambientada en las montañas cántabras es una obra maestra de la ambigüedad de la que ya se ha dicho todo y es lo mejor del libro (lo mejor de cualquier libro donde esté). En cuanto a “Markheim” (una alegoría religiosa sobre el arrepentimiento y el pecado, Dios y el diablo) y “Los ladrones de cadáveres” (un oficio de lo más provechoso cuando los estudiantes de medicina necesitan con que practicar) son, en mi modesta opinión, decepcionantes; el primero (diga Borges lo que quiera) por un tanto plomizo y anticuado y el segundo por demasiado efectista e incoherente en su final.
En cuanto al relato largo de Cazotte, “El diablo enamorado” es bastante más difícil de encontrar y fue mi auténtica razón para comprar el libro (si, lo se, lo mío es vicio). Se trata de un cuento romántico con un cierto aire a Hoffman solo que unos 20 años antes que él (por cierto, al alemán le encantaba) que narra un intento de posesión diabólica por parte de una bella sílfide y un pánfilo noble extremeño (hay que joderse lo que le gustaba a los escritores de miedo de antes colocar la acción en nuestras tierras). El cuento es bastante lento en el tramo medio y tiene un final anticlimático y abrupto que el autor justifica de mala manera (algo así como que no le parecía edificante narrar las peripecias de un discípulo del demonio por poco morales, cosas de la época, Cazotte era bastante reaccionario, perdió la cabeza durante la Revolución Francesa). Sin embargo, hay que reconocer que cuando el francés se pone a narrar las apariciones del diablo, su pompa y esplendor logra unos efectos más que interesantes e incluso que nos corra casi un escalofrío por la espalda, todo un mérito visto el tiempo que ha corrido desde su primera edición (1772).
Así pues, un cuento curioso, interesante pero algo mediocre que, sinceramente, no creo que justifique la compra del libro, excepto para los viciosos, claro.

2 Comments:

Anonymous mazarbul said...

si queréis un libro raro, erótico y tenebroso, de los que dan grima, leed: "El Necrófilo" de Gabrielle Witkop. Alucinante

lun. sept. 04, 08:15:00 p. m. 2006  
Blogger Iván Fernández Balbuena said...

Tomo nota.

sáb. sept. 09, 07:18:00 p. m. 2006  

Publicar un comentario

<< Home