miércoles, agosto 23, 2006

La Maravillosa Historia de Peter Schlemihl de Adelbert Von Chamisso

“La maravillosa historia de Peter Schlemihl” es uno de esos cuentos para niños que también pueden disfrutar los adultos. El truco para conseguir esto (y que Adelbert von Chamisso hizo de maravilla) consiste en escribir la obra en dos registros, uno más aparente y lleno de maravillas que es con el que se quedan los niños y otro más profundo y filosófico que es el que llega a los adultos.
Peter Schlemihl es un pobre hombre que vende su sombra al diablo (por supuesto, sin saber con quien trata) a cambio de riquezas infinitas. Lo malo es que nadie quiere relacionarse con un hombre sin sombra (un pecado inadmisible) y el pobre Schlemihl se ve abocado a una vida de frustración y reclusión sin poder disfrutar ni de su dinero ni del amor. Pasado un año el diablo vuelve y ofrece su sombra al pobre de Peter a cambio de su alma (obviamente, para algo es el diablo).
Como he dicho anteriormente, los dos registros funcionan a la perfección. Los niños se quedarán extasiados ante la posibilidad de que una sombra se venda y ante las maravillas que el diablo es capaz de hacer, los adultos reflexionarán sobre como la riqueza no da la felicidad y hasta que punto la falta de “sombra” puede arruinar nuestra vida.
Pero, y a riesgo de reventar el final, lo más curioso es como Chamisso soluciona el dilema de su protagonista. Schlemihl no pierde su alma, ni recupera su sombra, renuncia a sus riquezas y, por un azar del destino, se hace con las botas de siete leguas (por favor, fuera sonrisitas, es un cuento para niños) y dedica su vida a la ciencia (en concreto a la botánica), realizando numerosos y fáciles viajes por el mundo, en soledad pero disfrutando de una cierta felicidad.
De nuevo esta resolución puede hacer pensar a más de uno, defraudado de la vida publica, el hombre se aleja del mundo y se dedica a sus disfrutes privados. Creo que nunca he podido leer una defensa tan encendida y convincente de la “torre de marfil”, otra cosa es que se este de acuerdo pero reconozco que Chamisso es realmente persuasivo.
Máxime si tenemos en cuenta su propia biografía, oficial del ejercito prusiano, vive la humillante derrota de 1806 que su país sufrió a manos de Napoleón. Viaja a Francia y se introduce en el círculo democrático de Madame de Stahl, teniendo que exiliarse a Suiza cuando Napoleón decidió acabar con este tipo de actividades. Finalmente, se convierte en uno de los poetas más importantes del Romanticismo alemán y en un prestigioso botánico, realizando un largo viaje de investigación de tres años alrededor del mundo. En fin, que Chamisso fue realmente consecuente con lo que predicaba.
Al margen de cualquier interpretación, esta breve obra de 1813 (que no llega a las 90 páginas) es lo suficientemente atractiva como para justificar el gasto que supone comprase la cara pero bien hecha edición de Siruela (con unas estupendas y abundantes ilustraciones de Zush).

2 Comments:

Blogger Dr. La Chute said...

"La Maravillosa Historia de Peter Schlemihl" se encuentra en mi lista personal de libros infantiles que todo niño debería tener la oportunidad de leer, junto con otros clásicos como "Los Hijos del Capitán Grant" de Julio Verne(incluída su adaptación cinematográfica).

Por esta razón, me animo a recomendar la libre adaptación que José Esteban Alenda ha realizado de "La Maravillosa Historia de Peter Schlemihl" en forma de cortometraje, y titulado "LA INCREÍBLE HISTORIA DEL HOMBRE SIN SOMBRA". Se trata de una animación muy original.
Para todos aquellos seguidores de la novela de Adelbert von Chamisso aquí les dejo el link para que lo puedan ver: http://www.adnstream.tv/video/hihLveVroV/La-increible-historia-del-hombre-sin-sombrat

mar. jul. 08, 02:04:00 p. m. 2008  
Anonymous Anónimo said...

yo lo cambie por otro libro y ¡NO ME ARREPIENTO!ese libro en mi opinion es... HORRIBLE

lun. ene. 31, 02:09:00 p. m. 2011  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home